Derecho Civil En Argentina

servidumbre de paso 11

Servidumbre De Paso

La servidumbre de paso en Argentina se refiere al derecho de un propietario sin acceso directo a una vía pública de imponer a las propiedades vecinas la obligación de permitir el paso a través de ellas. Se establece mediante el pago de una compensación por el valor del terreno necesario. La ley establece que una propiedad se considera cerrada si no tiene acceso suficiente para su explotación. La servidumbre de paso debe ser concedida tanto para el propietario como para sus trabajadores, animales y herramientas. También se establecen servidumbres de acueducto, recepción de aguas y sacar agua.

Leer Completo
responsabilidad extracontractual 4

Responsabilidad Extracontractual

La responsabilidad extracontractual en las leyes de Argentina se refiere a la obligación de reparar el daño causado a otra persona como resultado de una conducta ilícita o negligente. Esta responsabilidad está regulada por el Código Civil y Comercial de la Nación y abarca una amplia gama de situaciones en las que una persona puede ser considerada responsable por el daño causado a otra. La indemnización por responsabilidad extracontractual puede incluir tanto los daños materiales como los daños morales, y puede ser reclamada a través de la vía judicial o extrajudicial.

Leer Completo
responsabilidad contractual 4

Responsabilidad Contractual

La responsabilidad contractual en Argentina se basa en el principio de buena fe y tiene como objetivo proteger los derechos de las partes involucradas en un contrato. En caso de incumplimiento, la parte afectada puede reclamar el cumplimiento forzado, la resolución del contrato o una indemnización por los daños sufridos. La responsabilidad contractual puede ser limitada o excluida mediante cláusulas específicas, pero no en casos de dolo o culpa grave.

Leer Completo
persona juridica 2

Persona Juridica

En Argentina, la persona jurídica es un ente con capacidad legal para adquirir derechos y contraer obligaciones. Las sociedades tienen personalidad jurídica, siendo sujetos de derecho con su propio patrimonio. Sin embargo, en ciertos casos, se limita la diferenciación de la personalidad para evitar actos ilícitos. Las sociedades en formación y cooperativas también tienen personalidad jurídica. Las sociedades accidentales carecen de personalidad, pero crean un vínculo social. En la etapa de liquidación, la sociedad conserva su personalidad hasta su extinción.

Leer Completo
legado 1

Legado

La regulación de los legados en Argentina se encuentra en el Título XVII del Código Civil y Comercial de la Nación. Según el artículo 3751, se pueden legar todas las cosas y derechos que están en el comercio, incluso aquellos que no existen en el momento del testamento pero que existirán en el futuro. El testador solo puede legar sus propios bienes, por lo que cualquier legado de una cosa ajena cierta y determinada no tiene valor, incluso si el testador adquiere la propiedad de esa cosa en el futuro. En el caso de una cosa que se posee en comunidad con otra persona, el legado solo es válido por la parte de la cual el testador es propietario, a menos que uno de los cónyuges legue un bien ganancial cuya administración le esté reservada. En ese caso, la parte del otro cónyuge se tomará en cuenta en la división de la sociedad conyugal. Si el testador ordena la adquisición de una cosa ajena para legarla a alguien, el heredero está obligado a adquirirla y entregarla al legatario. Sin embargo, si no puede adquirirla porque el propietario se niega a venderla o pide un precio excesivo, el heredero solo está obligado a pagar el precio justo de la cosa en dinero. En el caso de una cosa legada que está empeñada, hipotecada o gravada con una carga perpetua, el heredero no está obligado a liberarla de esas cargas. Si se lega una cosa indeterminada pero que pertenece a un género o especie determinada, el legado es válido, aunque no haya una cosa de ese género o especie en la herencia. El heredero tiene la elección de dar una cosa que no sea de calidad superior o inferior, teniendo en cuenta el capital hereditario y las circunstancias personales del legatario. Si el testador deja expresamente la elección al heredero o al legatario, el heredero puede dar lo peor en el primer caso, y el legatario puede elegir lo mejor en el segundo caso. En el caso de legados alternativos, se aplican las disposiciones sobre las obligaciones alternativas. No se puede dejar un legado al arbitrio de un tercero, pero el testador puede dejar al juicio del heredero el importe del legado y el momento de su entrega. Un legado de una cosa fungible sin una cantidad determinada no tiene valor. Si se lega una cosa fungible y se especifica el lugar donde se encuentra, se debe la cantidad que se encuentre allí en el momento de la muerte del testador, a menos que el testador haya especificado una cantidad determinada en el testamento. Si la cantidad existente es menor que la especificada, solo se debe la cantidad existente, y si no hay cantidad alguna de la cosa fungible, no se debe nada. La especie legada se debe en el estado en que se encuentra en el momento de la muerte del testador, incluyendo los utensilios necesarios para su uso que se encuentren en ella. Si se lega una casa con sus muebles o una finca con todo lo que se encuentre en ella, solo se entenderán comprendidos en el legado los muebles que forman parte del ajuar de la casa o que se utilizan para el cultivo y beneficio de la finca y que se encuentren en ella. El error sobre el nombre de la cosa legada no tiene importancia, siempre y cuando se pueda determinar cuál es la cosa que el testador tuvo la intención de legar. En caso de duda sobre la cantidad o el valor del legado, se considerará que es la menor o de menor valor. El legatario de cosas determinadas es propietario de ellas desde la muerte del testador y transmite su derecho a sus herederos. Los frutos de la cosa le pertenecen y cualquier pérdida, deterioro o aumento son responsabilidad del legatario. Esta disposición también se aplica a los legados hechos a término cierto o con una condición resolutoria. El legatario no puede tomar la cosa legada sin solicitarla al heredero o albacea encargado de cumplir los legados. Los gastos de entrega del legado corren a cargo de la sucesión. Los legatarios están obligados a solicitar la entrega de los legados, incluso si se encuentran en posesión de los objetos comprendidos en sus legados por algún título. Sin embargo, esta disposición no se aplica al legado de liberación, y el legatario puede solicitar que se le devuelva el título de la deuda, si existe. La entrega voluntaria del legado por parte del heredero no está sujeta a ninguna forma y puede hacerse por carta o tácitamente mediante la ejecución del legado. Los legados subordinados a una condición suspensiva o a un término incierto solo se adquieren por los legatarios una vez que se cumple la condición o llega el término. Sin embargo, si la condición o el término se refieren a la ejecución o pago del legado, este se considera puro y simple en cuanto a su adquisición y transmisión a los herederos del legatario. El legatario bajo una condición suspensiva o un término incierto puede tomar medidas conservatorias de su derecho antes de que llegue la condición o el término. Los legados hechos con cargas se rigen por las disposiciones sobre las donaciones entre vivos de la misma naturaleza. Si se lega una cosa determinada en su individualidad, el legatario tiene derecho a reivindicarla de terceros poseedores con citación del heredero. Los herederos son personalmente responsables del pago de los legados en proporción a su parte hereditaria, pero son solidarios cuando la cosa legada no puede dividirse. Si la cosa legada es divisible y ha sido destruida por culpa de uno de los herederos, solo ese heredero es responsable del legado. Si una cosa legada ha sido incluida en el lote asignado a uno de los herederos en la partición, los otros herederos siguen siendo responsables del pago del legado, sin perjuicio de la acción del legatario para perseguir al heredero que recibió la cosa en su lote. Los herederos o personas encargadas de cumplir los legados son responsables ante el legatario por cualquier deterioro o pérdida de la cosa legada y sus accesorios ocurridos después de la muerte del testador, ya sea por su culpa o por no entregarla a tiempo, a menos que los deterioros o pérdidas hubieran ocurrido incluso si la cosa legada hubiera sido entregada al legatario. El legatario de una cosa cierta no tiene derecho a la garantía de evicción, pero si el legado es de una cosa indeterminada en su especie o de dos cosas legadas en alternativa, el legatario puede reclamar la otra cosa de la especie indicada o la segunda de las cosas incluidas en la alternativa en caso de evicción. Si se lega una cosa con la condición de no enajenarla y la enajenación no afecta los derechos de terceros, la cláusula de no enajenación se considera no escrita. Si se lega un instrumento de deuda, se considera que la deuda ha sido remitida. Si se lega una cosa dada en prenda, se considera que la deuda también ha sido remitida, a menos que haya un documento público o privado de la deuda, en cuyo caso solo se considera remitido el derecho de prenda. La remisión de una deuda hecha por el testador a su deudor no incluye las deudas contraídas después de la fecha del testamento. Si se lega una deuda a favor del testador, solo se incluye la deuda existente y los intereses vencidos en el momento de la muerte del testador. El heredero no es responsable de la insolvencia del deudor, y el legatario tiene todos los derechos que tendría el heredero. No se puede compensar el legado con la deuda que el testador cree deber. El reconocimiento de una deuda hecho en el testamento se considera un legado a menos que se pruebe lo contrario, y puede ser revocado por una disposición posterior. Si el testador ordena pagar lo que cree deber pero no debe, la disposición se considera no escrita. Si se ordena pagar más de lo que importa la deuda en razón de una deuda determinada, el exceso no es debido ni como legado. El legado de alimentos incluye la instrucción correspondiente a la condición del legatario, la comida, el vestido, la vivienda y la asistencia médica hasta los 18 años, a menos que el legatario no pueda proveerse de alimentos. En ese caso, el legado dura toda la vida del legatario. Cuando se lega indeterminadamente a parientes, se entiende que se lega a los parientes consanguíneos más cercanos según el orden de sucesión intestada, con derecho de representación. Si en el momento del testamento solo hay un pariente en el grado más cercano, se considera que los parientes del grado inmediato también están llamados al legado. Si se lega a una institución de beneficencia sin especificar la cantidad, esta se determinará según la naturaleza de la institución y la parte de los bienes disponibles del testador. Si se lega una cantidad determinada para ser pagada en plazos establecidos, como cada año, el primer plazo comienza en el momento de la muerte del testador y el legatario adquiere el derecho a toda la cantidad debida en cada plazo, incluso si solo sobrevive al comienzo del plazo. Los legados anuales o a plazos designados se consideran como legados separados, y cada uno está sujeto a su propio plazo de prescripción. Si los bienes de la herencia o la porción disponible no son suficientes para cubrir los legados, se pagan primero las cargas comunes de la herencia y los gastos funerarios de la porción disponible. Luego se pagan los legados de cosas ciertas y luego los legados hechos en compensación por servicios. El resto de los bienes o de la porción disponible se distribuye proporcionalmente entre los legatarios de cantidad. Cuando la sucesión es solvente, los legatarios no son responsables de las deudas y cargas de la sucesión, incluso si las deudas se contrajeron para adquirir, conservar o mejorar la cosa legada. Cuando la sucesión es insolvente, los legados no se pueden pagar hasta que se paguen las deudas. Si hay herederos forzosos, los legados se reducen proporcionalmente para preservar las legítimas. Todos los que están llamados a recibir la sucesión o una parte de ella están obligados a contribuir al pago de los legados en proporción a su parte, excepto aquellos que solo están llamados a recibir objetos particulares, a menos que el testador disponga lo contrario. La caducidad de un legado ocurre cuando el legatario muere antes que el testador, cuando la ejecución del legado está sujeta a una condición suspensiva o a un término incierto y el legatario muere antes de que se cumpla la condición o llegue el término, o cuando falta la condición suspensiva a la que estaba subordinado el legado. Si el legado se hace a una persona y a sus herederos, la muerte de esa persona antes de las épocas designadas no causa la caducidad del legado y este pasa a sus herederos. Si el legado se hace al título o cualidad del legatario más que a su persona, la muerte del legatario antes de las épocas designadas no causa la caducidad del legado. La repudiación del legado por parte del legatario causa la caducidad del legado, a menos que haya sido aceptado previamente. Después de aceptado el legado, no se puede repudiar por las cargas que lo hagan oneroso. Sin embargo, el legatario puede retirar su renuncia al legado antes de que se realice una partición entre los herederos. No se puede repudiar una parte del legado y aceptar otra. Si hay dos legados al mismo legatario, uno con carga y otro sin carga, el legatario no puede aceptar el legado sin carga y repudiar el otro. Los acreedores del legatario pueden aceptar el legado que este haya repudiado. La caducidad de un legado, excepto en el caso de la pérdida de la cosa legada, afecta a aquellos que están obligados al pago del legado o a aquellos a quienes la ejecución del legado perjudicaría.

Leer Completo
negligencia medica 4

Negligencia Medica

En Argentina, la legislación sobre la responsabilidad médica y la negligencia médica se rige principalmente por el Código Civil y Comercial de la Nación y la Ley de Ejercicio de la Medicina. Los médicos tienen la obligación de actuar con diligencia, cuidado y prudencia, respetando los principios éticos y científicos de la medicina. En caso de daño como consecuencia de la actuación médica, el paciente tiene derecho a reclamar una indemnización. En casos de negligencia médica grave, se puede iniciar una acción penal contra el profesional.

Leer Completo
lucro cesante 3

Lucro Cesante

El lucro cesante en las leyes de Argentina se refiere a la pérdida de ganancias o beneficios económicos causados por un daño o perjuicio. Para reclamarlo, se deben cumplir requisitos como la existencia de un daño, una relación de causalidad y la posibilidad de calcular la cantidad de dinero perdida. Se pueden utilizar diferentes métodos para calcularlo y puede ser reclamado tanto por personas físicas como por empresas. El lucro cesante está reconocido y protegido por la legislación argentina, y la parte afectada tiene derecho a una indemnización por los beneficios económicos perdidos.

Leer Completo
imputacion de pagos 1

Imputacion De Pagos

La imputación de pagos en Argentina se rige por el Código Civil y Comercial y leyes específicas. El deudor tiene derecho a imputar el pago a una o varias deudas, pero si no lo hace, el acreedor puede hacerlo. En el ámbito laboral, se priorizan los salarios devengados y no pagados. En el tributario, se pagan primero las deudas más antiguas. En tarjetas de crédito, se imputan a intereses y comisiones. En préstamos, a intereses y capital. En alquileres, al canon locativo. En compraventa, al precio de los bienes. En seguros, a primas e indemnizaciones. Se debe informar al deudor sobre la imputación realizada.

Leer Completo
fideicomiso 1

Fideicomiso

El nuevo Código Civil y Comercial de Argentina regula el fideicomiso en el Libro 3, Capítulo XV. Se definen los tipos de fideicomisos y las disposiciones comunes. El fiduciante transmite la propiedad fiduciaria de bienes al fiduciario, quien la ejerce en beneficio del beneficiario. Se prohíben los fideicomisos unilaterales y se establecen restricciones para los fiduciarios en la adquisición de activos. Las entidades financieras autorizadas pueden actuar como fiduciarios. Se establecen requisitos para la inscripción y el contrato de fideicomiso, así como para los valores representativos de deuda. Se establece la responsabilidad del fiduciario y la actualización de las calificaciones de riesgo.

Leer Completo
eviccion 2

Eviccion

En Argentina, los requisitos para la garantía contra la evicción son establecidos en el Código Civil. El vendedor debe responder por la evicción en los casos y modos establecidos. Habrá evicción cuando el adquiriente sea privado total o parcialmente del derecho adquirido o sufra una turbación de derecho en la propiedad. La evicción puede ser declarada por sentencia judicial o reconocida por el enajenante. El enajenante es responsable de la evicción incluso sin cláusula expresa en el contrato. Las partes pueden acordar aumentar, disminuir o suprimir la obligación de garantía contra la evicción.

Leer Completo
enajenacion de bienes 3

Enajenacion De Bienes

La enajenación de bienes en Argentina implica transferir la propiedad de un bien de una persona a otra, ya sea mediante venta, donación, permuta u otra forma de disposición. Esta transferencia puede estar sujeta a impuestos como el Impuesto a las Ganancias. La ley establece reglas y procedimientos para determinar el valor de los bienes enajenados y calcular el impuesto correspondiente. Además, existen disposiciones específicas para la enajenación de bienes inmuebles o intangibles. El Código Civil y Comercial de Argentina regula esta práctica.

Leer Completo
derecho personal 2

Derecho Personal

Los derechos personalísimos son esenciales para la persona, pertenecen a su condición humana y están en relación íntima con ella. Son innatos, vitalicios y no pueden ser transmitidos ni disponerse en forma absoluta. Estos derechos garantizan el goce de la entidad e interioridad de la persona en todas sus manifestaciones físicas y espirituales. Son protegidos en el ámbito del derecho privado y en relación con otros individuos. Están reconocidos en la Constitución Nacional, tratados internacionales y el Código Civil y Comercial de Argentina.

Leer Completo
contrato de arrendamiento 4

Contrato De Arrendamiento

El contrato de arrendamiento en Argentina está regulado por el Código Civil y Comercial de la Nación. Algunos aspectos importantes incluyen la posibilidad de establecer un domicilio especial, las limitaciones en los contratos de vivienda, el plazo mínimo de la locación, la conservación de la cosa locada, la resolución anticipada del contrato, la renovación del contrato, la intimación de pago y desalojo, las garantías, los ajustes de precio, la consignación, el registro de contratos, el Programa Nacional de Alquiler Social y los métodos alternativos de resolución de conflictos.

Leer Completo
dano emergente 1

Dano Emergente

En Argentina, el daño emergente se refiere a la pérdida patrimonial sufrida por una persona debido a un hecho ilícito o incumplimiento contractual. El responsable debe indemnizar al damnificado por el valor de la pérdida, teniendo en cuenta el valor de mercado y de reposición. Es necesario probar la existencia del hecho y la relación de causalidad. En caso de incumplimiento, se puede recurrir a la vía judicial dentro de los dos años siguientes. La jurisprudencia exige pruebas fehacientes y establece la indemnización equivalente al valor de mercado.

Leer Completo
dacion en pago 4

Dacion En Pago

La dación en pago es una figura jurídica que permite extinguir una obligación mediante la entrega de un bien distinto al que se debía. Para que sea válida, deben cumplirse requisitos como el consentimiento del acreedor, la aptitud del bien y la libre disposición del mismo por parte del deudor. La dación en pago produce la extinción de la obligación y puede generar impuestos y gastos para ambas partes. Además, debe estar prevista en el contrato en el caso de los préstamos.

Leer Completo